TERAPIA

La terapia es de orientación Cognitivo-Conductual.

La Terapia Cognitivo-Conductual pretende enseñar a la persona a gestionar de manera óptima sus emociones a la vez que le proporciona una serie de herramientas que le permitirán afrontar y controlar sus dificultades personales, ya que esto determinará nuestra forma de sentirnos y/o comportarnos.

El objetivo de la terapia es proporcionar al paciente habilidades y recursos para que los incorpore en su comportamiento habitual y sea él mismo quien maneje sus dificultades en el futuro.

Por ello, el objetivo de esta terapia consiste, en enseñar a la persona a cambiar los pensamientos negativos que provocan depresiones, estados de ansiedad, malestar generalizado, preocupación excesiva, enfermedades psicosomáticas… y por otro lado, a proporcionarle las herramientas necesarias para que gestione de forma eficaz sus problemas y emociones.

Atrás

Anuncios